Una vida espiritual te permite encontrar respuestas ¡Luchi te cuenta!
18460
post-template-default,single,single-post,postid-18460,single-format-standard,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,,columns-4,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive
Espiritualidad desde el amor

Una vida espiritual te permite encontrar respuestas

Amor pilar de la espiritualidadLa verdadera espiritualidad en ocasiones es mal entendida y algunas religiones los etiquetan como infieles por querer llevar una vida espiritual desde el amor propio.

Los seres que empezamos a vivir desde el amor no vibramos con las reglas impuestas, sin argumentos de una religión especifica. Sin embargo, creemos en un ser supremo, no atacamos ni desvirtuamos ninguna creencia de nuestros semejantes.

Si creemos que la forma de juzgar, cualquier idea de vivir desde el alma, va en contra de su misma religión; que perseguir cualquier creencia, que no esté dentro de su propio credo; atacar, destruir la fe del otro, deja de ser coherente y no es la forma de actuar.

Si eres realmente religioso o espiritual reflexiona, cuando sales de tu reunión llamada iglesia, mezquita, templo de Dios, etc. y criticas, juzgas, hablas de las acciones del otro, señalas, solo persigues y te vuelves verdugo de lo que no te gusta de ti.

En la antigüedad, todo aquel que no seguía una religión especifica a la que creían la mayoría fueron perseguidos porque eran «diferentes», también los llamaban herejes, impíos, o infieles.

En la actualidad, igualmente, seguimos pensando que todo aquel que no este dentro de nuestras creencias, debe ser atacado, o despreciado. Y las guerras y los conflictos religiosos, más allá de un fondo espiritual o religioso, presentan una lucha de egos y de poder para dominar y hacer lo que se les ocurra. Lo que jamás tendrá ningún sentido en nombre de una religión.

Entender la espiritualidad como una forma de vida, es vivir desde el amor. La respuesta siempre está dentro de ti, en la vibración desde el corazón por el camino que debes recorrer.

Cada persona elige desde que religión quiere enrutarse, y ninguno de nosotros es dueño de la absoluta verdad.

Yo creo en la religión y la espiritualidad desde mi corazón, y mis creencias o mis preferencias, no necesariamente son las de los demás, pero debo respetar siempre el camino que cada uno decide recorrer.

Todas las religiones tienen un sentido y un propósito, somos los humanos quienes hemos cambiado la forma de vivirla.

Desvirtuar las creencias del otro no tiene sentido desde la verdadera esencia que es el Amor por sí mismo, por el otro y por toda la humanidad.

La respuesta siempre estará en tu corazón. Este nunca nos hablará de juzgar a mi semejante, porque no cree, solo nos mostrará que se debe amar sin condición, porque de esa forma tu actuar corresponderá a tu amor propio.

No hay comentarios

Publicar un comentario