Sobre religión y fe, reflexión Dalai Lama ¡Luchi te cuenta!
18453
post-template-default,single,single-post,postid-18453,single-format-standard,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,,columns-4,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive
religion y fe

Sobre religión y fe

El Dalai Lama en un diálogo con el teólogo brasileño Leonardo Boff, nos hace reflexionar sobre el concepto de religión y fe.

Leonardo Boff: «Santidad, ¿cuál es la mejor religión?»
Dalai Lama: «La mejor religión es la que te aproxima más a Dios, al infinito»
Leonardo Boff: «¿Qué es lo que me hace mejor?»
Dalai Lama: «Aquello que te hace más compasivo, más sensible, más desapegado, más amoroso, más humanitario, más responsable, más ético…La religión que consiga hacer eso de ti es la mejor religión.»
«El Universo es el eco de nuestras acciones y nuestros pensamientos».
La Ley de Acción y Reacción no es exclusiva de la Física.
Es también de las relaciones humanas.
Si yo actúo con el bien, recibiré el bien.
Si actúo con el mal, recibiré el mal.

Aquello que nuestros abuelos nos dijeron es la más pura verdad:
«Tendrás siempre el doble de aquello que desees a los otros«.
Ser feliz no es cuestión de destino. Es cuestión de elección.
Cuida tus pensamientos porque se volverán palabras.
Cuida tus palabras porque se volverán actos.
Cuida tus actos porque se harán costumbre.
Cuida tus costumbres porque forjarán tu carácter.
Cuida tu carácter porque formará tu destino.
Y tu destino será tu vida.

No hay religión más elevada que la verdad que se encuentra en ti. Todos cometemos errores y éstos son aprendizajes. Tu verdad siempre será la respuesta y el ser supremo se encuentra en ti, es quien hace que actúes desde el amor, obvio solo si tú lo dejas. Porque no habrá otra verdad, más que la que habita en tu corazón.

Será, a su vez, la fe la que siempre te facilitará actuar desde aquello que habita en tu corazón. Porque tener fe es confiar en todo aquello que será guiado por aquellos seres de luz, los mensajeros de tu ser supremo.

“No considero que sea un Dios castigador, es un ser lleno de amor y desde el amor no juzga, no condena y no te hiere, porque él no quiere verte sufrir, solo quiere verte feliz.”

No hay comentarios

Publicar un comentario