La simbología de la mariposa... ¿De qué se trata? ¡Aquí Luchi Mejía te cuenta!
18010
post-template-default,single,single-post,postid-18010,single-format-standard,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,,columns-4,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive
Simbología mariposa

¿Sabes sobre simbología de la mariposa?

Simbología mariposaLa mariposa está firmemente asociada al conocimiento, la transformación y a la sabiduría, significa el cambio que te hace ver las cosas desde otro punto de vista.

Por ello las mariposas se consideran el símbolo de transformación más hermoso que la naturaleza puede darnos. Solo puedes observar su belleza exterior, luego de su proceso de metamorfosis, esa que viene desde adentro y sin miedo.

En la antigüedad, los sabios creían que ver cerca una mariposa era señal de que los espíritus iban a renacer, incluso conocían el significado de los colores. Pensaban que un ser querido, que había muerto recientemente, iba a reencarnar y su alma iba a transformarse y renacer, igual que hace este insecto con su metamorfosis.

“Antes me ocurrían cosas que no entendía y juzgaba como negativas. Luego me di cuenta de que esas cosas negativas eran las que más me ayudaban a crecer como persona, sanar las heridas del pasado y fortalecerme de quien soy ahora.” Este es el camino que debemos llevar, viviendo el hoy, perdiendo el miedo al futuro y lo que puede pasarme si tomo decisiones erróneas (que de hecho, no son erróneas). Debo hacerme absolutamente responsable de todo lo que me sucede. «Dejé de llamarlas -malas- y comencé a llamarlas -buenas-, viviendo en sintonía con el Amor consciente, desde el aprendizaje que puedo tener desde la más oscura situación.» Luchi Mejía

Entonces, me liberé de todos mis problemas instantáneamente. Eso no quiere decir que no viva situaciones complejas, pero sí comprendí que solo eran juicios de mi mente.
Este conocimiento profundo me permitió, naturalmente y sin esfuerzo alguno, aceptar, reconocer y agradecer hasta el enojo, la desesperación o la tristeza que me produce algunas vivencias.

Al igual que las mariposas, somos humanos capaces de transforman esos sentimientos en agradecimiento, y aprendizaje para el alma.

Quizá al encontrar en tu camino alguna mariposa signifique que emprenderás un viaje que te abra la mente o que conozcas por fin a esa persona especial; incluso puede que sea el momento de cambiar tu trabajo por otro que te llene mucho más, te conecte con tu pasión y te haga feliz.

Mi vida se transformó como la mariposa en una constante bendición. Comprendiendo que todo, absolutamente todo en este Universo, está creado para ayudarme, es decir está a mi favor.
Comencé entonces a sentir que era maravillosamente amada y protegida. Dejé de desear, dejé de pedir y de esperar, pero sí seguí soñando y agradeciendo porque entre las cosas que puedes imaginar, puedes actuar y trabajar para recibir la mejor de las opciones, además de tu camino. Solté y me entregué entonces a recibir, mucho más de lo que jamás hubiera imaginado.

Gracias a la naturaleza por mostrarnos e inspirarnos en nuestro diario vivir, en especial a las mariposas por enseñarnos de su transformación y color. Gracias, gracias, gracias.

Webgrafía:
Mundo Pránico
Clínica UNR

No hay comentarios

Publicar un comentario