¿Quién es Luchi Mejía? Odontóloga general - Joyas con intencion
22
post-template-default,single,single-post,postid-22,single-format-standard,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,,columns-4,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

¿Quién es Luchi Mejía? Odontóloga general

Al graduarme en Julio de 1995 regresé a mi casa con mis padres para hacer mi servicio social obligatorio, y cumplir los requisitos para llegar a ejercer mi profesión con servidora de salud oral. Más apasionada por mi profesión que nunca, ese año en Ibagué, ingresé a un grupo del Ejército de Colombia como mujer de Acero para aportar mi conocimiento como odontóloga a los campesinos víctimas de la violencia generada por el conflicto y la intervención de grupos armados al margen de la ley.

En realidad fue un año lleno de satisfacciones para mi alma porque podía ayudar como soñaba a muchas personas. A pesar del riesgo que implicaba llegar a muchas zonas del Tolima (zonas rojas) donde el secuestro, la extorsión y los conflictos nos llevaron a sufrir… Digo nos llevaron por la implicación de miedo y angustia de la población y de una ciudadana del común como yo sentíamos al recibir amenazas por parte de los grupos armados.

Fue un año de trabajo comunitario, en la ciudad de Ibagué y los pueblos aledaños, como odontóloga rural y mujer de acero los siete días de la semana. Mi alegría al poder servir a los demás era más grande y opacaba cualquier sentimiento de miedo y tristeza que pudiera generar la situación de mi país.

En el transcurso de ese año, me diagnosticaron una enfermedad llamada leptospirosis (que inicialmente me tuvo 10 días en una clínica), tres de ellos en cuidados intensivos pues el diagnóstico no era identificado. Aprendí mucho de esta experiencia, elementos que en este momento son mucho más claros para mí, sobre todo en el aprendizaje espiritual. Uno de ellos: “para servir a los demás debes cuidarte y valorarte como eres, con tu pasado y tomar con alegría cada situación de tu presente”

No hay comentarios

Publicar un comentario

¿Quién es Luchi Mejía? Odontóloga general

Al graduarme en Julio de 1995 regresé a mi casa con mis padres para hacer mi servicio social obligatorio, y cumplir los requisitos para llegar a ejercer mi profesión con servidora de salud oral. Más apasionada por mi profesión que nunca, ese año en Ibagué, ingresé a un grupo del Ejército de Colombia como mujer de Acero para aportar mi conocimiento como odontóloga a los campesinos víctimas de la violencia generada por el conflicto y la intervención de grupos armados al margen de la ley.

En realidad fue un año lleno de satisfacciones para mi alma porque podía ayudar como soñaba a muchas personas. A pesar del riesgo que implicaba llegar a muchas zonas del Tolima (zonas rojas) donde el secuestro, la extorsión y los conflictos nos llevaron a sufrir… Digo nos llevaron por la implicación de miedo y angustia de la población y de una ciudadana del común como yo sentíamos al recibir amenazas por parte de los grupos armados.

Fue un año de trabajo comunitario, en la ciudad de Ibagué y los pueblos aledaños, como odontóloga rural y mujer de acero los siete días de la semana. Mi alegría al poder servir a los demás era más grande y opacaba cualquier sentimiento de miedo y tristeza que pudiera generar la situación de mi país.

En el transcurso de ese año, me diagnosticaron una enfermedad llamada leptospirosis (que inicialmente me tuvo 10 días en una clínica), tres de ellos en cuidados intensivos pues el diagnóstico no era identificado. Aprendí mucho de esta experiencia, elementos que en este momento son mucho más claros para mí, sobre todo en el aprendizaje espiritual. Uno de ellos: “para servir a los demás debes cuidarte y valorarte como eres, con tu pasado y tomar con alegría cada situación de tu presente”

No hay comentarios

Publicar un comentario