Los cristales: sabiduría ancestral, amor y sanación espiritual ¡Con Luchi!
18760
post-template-default,single,single-post,postid-18760,single-format-standard,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,,columns-4,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Los cristales: sabiduría ancestral, amor y sanación espiritual

Los cristales son parte de una dimensión majestuosa llena de sabiduría y amor, provenientes del reino mineral y han sido y son utilizados como una herramienta de curación espiritual ancestral y hermosa para nuestro cuerpo y alma.

En Joyas con Intención diseñamos con un propósito muy claro: crear en ti un proceso de sanación que te ayude en tu camino espiritual. Por ello, queremos brindarte la información de cómo sacar de éstos su mejor energía, ayuda y poder curativo.

Los cristales solemos limpiarlos con agua, de acuerdo a cada uno y su metal acompañante, es necesario investigar si es compatible o no, porque podemos hacerles daño. Existen piedras que son blandas o porosas, en su estructura molecular, que al contacto con el agua pueden derretirse, disminuirse, perder brillo, cambiar la forma, etc.

Proceso de lavado con agua y sal marina o sal rosa del Himalaya

  1. En un recipiente de cristal (limpio, sin diseños ni letras) pon una cucharadita de sal gruesa y agua pura, sumerge el cristal y déjamo allí por unas 3 horas.
  2. Bota el agua, sin tocarla.
  3. Lava el crital muy bien, si es necesario hazlo con un cepillo suave para asegúrate de sacar muy bien toda la sal. Es allí donde ha quedado todo lo que la sal ha limpiado.
  4. Ponlo nuevamente en el recipiente y déjalo bajo el grifo con el chorro de agua por un minuto o más si puedes. Puedes agregar al agua un poco de azúcar.

Descarga

Para descargarlo, pones tu cristal en la tierra. Puede ser en el jardín o en una matera. No es necesario enterrarlo, con dejarlo sobre la tierra es suficiente.
Otra forma de descargarlo es ponerlo junto a un cuarzo citrino, en una drusa de amatista o de cuarzo cristal (transparente).

Carga

Lo ideal es que lo dejes cargando por 24 horas, tanto al sol como la luz de la luna. Preferiblemente hazlo en luna llena.

 

Piedras comunes que pueden ser sumergidas o pasadas por agua:

  • A Ágatas. Aguamarina. Amazonita. Aventurina.
  • B Berilos.
  • C – Calcedonias. Citrino. Crisoprasa. Crisoberilos. Cuarzo y toda la familia del cuarzo: cuarzo Rosa, citrino, aventurina, amatista, cuarzo azul, cuarzo rojo, cuarzo ahumado, cuarzo rutilado. Chileno
  • D – Diamante. Diamante Herkimer. Dravita. Dumortierita.
  • E – Epidoto. Esmeralda. Espinela. Estaurolita. Estichita.
  • G – Granate.
  • H- Heliodoro. Heliotropo. Hematites. Howlita.
  • J- Jade: de todos los colores. Jaspe rojo o verde.
  • L – Labradorita. LapislÁzuli. Lolita.
  • M – Mookaita. Morganita.
  • N – Nébula.
  • O – Obsidianas de todos los colores. Ojo de Halcón. Ojo de Buey. Ojo de Tigre. Ónix.
  • P – Peridoto. Piedra Chamán. Piedra de Luna. Piedra del Sol. Pietersita. Pirita de Hierro. Prehenita.
  • R – Rodonita. Rubí. Sardónice. Sodalita.
  • T – Tanzanita. Topacios: toda la familia y de todos los colores. Triplita. Turmalinas de toda la familia y colores: rosa, verde, sandía, negra, roja, amarilla, azul, transparente etc.
  • U – Unakita.
  • Z – Zafiro. Zircones.

 

Métodos de limpieza, diferentes al agua:

Una Malaquita que, por ejemplo,  este agotada o haya perdido su brillo puede enterrarse bajo la tierra por un tiempo.

  • Con el humo del Copal, Mirra, Ámbar, Palo Santo, inciensos poderosos y otras resinas medicinales que liberan aromas limpiadores.
  • A través del Soplo del alma.
  • Con el canto de sanación, canto que sale del corazón o mantras.
  • Con la oración que sale de tu corazón.
  • A través de la canalización por el corazón y las manos de la luz violeta transmutadora, luz azul, luz verde.
  • Dejándolas sobre la tierra o en las plantas varios días.
  • Dejándolas reposar unas horas o una noche sobre una Drusa de Cuarzo o Drusa de Amatista. Si no tienes Drusa podrías ponerlas sobre una cantidad abundante y suficiente de Cuarzo transparente o Amatistas y dejarlas ahí reposar.
  • Con Plumas sagradas.

 

Piedras que no resisten agua y elementos que deben ser limpiadas a través del humo sagrado, tierra o drusa de cuarzo, o amatista:

  • A Ámbar. Piedra cruz Angelita. Apatita. Apofilita. Astrofilita. Anhidrita. Apatita. Aragonita. Atacamita. Azabache. Azeztulita. Azurita. Azufre.
  • B Boji. Bronce: metal.
  • C – Calcita y toda la familia y colores: óptica, violeta, azul, rosa, verde, amarilla, naranja, roja, café, negra. Calcopirita iridiscente o Peackoc Rock. Celestita. Cerusita. Charoíta. Cianita. Clorita. Cobre. Coral. Crisocola.
  • D – Dioptasa.
  • E – Escolecita. Esfalerita. Esfena. Estaurolita. Estilbita. Eudialita.
  • F – Fenacita. Fluorita y toda la familia de todos los colores. Fucsita. Fulgurita.
  • G – Galena.
  • H- Halita. Hidenita.
  • I – Idocrasa. Iolita.
  • J- Jaspes oceánicos y orbiculares de Madagascar.
  • K – Kunzita.
  • L – Lapislázuli Afgano. Larimar. Lepidolita. Limonita.
  • M – Madre Perla. Magnetita. Malaquita. Merlinita. Meteoritos. Moldavita. Moscovita.
  • O – Okenita. Oro: metal.
  • P – Perla. Petalita. Plata: metal. Pietersita. Piedra de la Tempestad. Pirolusita. Purpurita.
  • R – Rodocrosita. Riolita. Roselita.
  • S – Selenita. De todos los Colores. Selenita Rosa del Desierto. Serafenita. Serpentina. Shattuckita. Smithsonita: de todos los colores y formas de la familia. Sugilita.
  • T – Tektita. Thulita. Turquesa.
  • U – Ulexita.
  • V – Vanadinita. Vivianita.
  • W – Wulfenita.
  • Z – Zeolita. Zincita: roja, naranja, verde y azul. Zoisita. Zoisita con Rubí.

 

Conéctate con los cristales

  1. Frótalo entre tus manos, mantenlo entre ellas por unos minutos.
  2. Dale la bienvenida y agradécele por ser parte de tu vida.
  3. Imagina que está lleno de luz blanca y esa luz empieza a latir, se contrae y se expande como un corazón latiendo.
  4. Pídele en voz alta que se conecte contigo y que sea compatible con tu energía.
  5. Déjalo un rato entre tus manos y siente su energía.
  6. Programa el cristal: pídele, desde el fondo de tu corazón, lo que quieres que haga, decreto su tu intención y/o tu deseo con convicción.
  7. Acércalo a ti con tus manos y sopla.
  8. Ponlo sobre tu chacra corazón.
  9. Di en voz alta lo que quieres, como un hecho, como algo que ya es y repite …
    “Con todo el poder de mi intención acudo a mi poder personal para programarte.
    Con el permiso del gran ser que eres del reino mineral solicito que me ayudes, que me aportes todos tus beneficios, que traigas a mi vida todo lo positivo que puedas brindarme.
    Por favor protégeme, resguárdame de lo negativo y aleja de mi aquello que pueda causarme daño.
    Pido con amor y humildad a nuestro creador, que brille todo tu potencial y que compartas conmigo tu sabiduría ancestral.
    Así es. Hecho está. Gracias”.

 

Webgrafia:

No hay comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.