La felicidad es una desición ¡Entérate con Luchi Mejía!
18352
post-template-default,single,single-post,postid-18352,single-format-standard,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,,columns-4,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive
Felicidad decisión de vida

La felicidad es una decisión

Puedes escuchar a muchas personas hablando de buscar la felicidad y preguntarte si eres feliz. El concepto de felicidad va ligado a muchos tipos de sentimientos positivos, los cuales podemos decidir sentir siempre, en el día a día.

Los sentimientos se pueden dividir en diferentes tipos: negativos (tristeza, miedo, hostilidad, frustración, ira, desesperanza, culpa, celos); positivos (felicidad, humor, alegría, amor, gratitud, esperanza) y neutros (compasión, sorpresa). Son sentimientos cuando somos conscientes de la emoción.

La felicidad es una decisión consciente. Una visión de la vida de forma positiva te puede proporcionar la felicidad que deseas, sin que haya muchas técnicas ni un cronograma muy complejo de estructura para llegar a ella.

La aceptación de quien eres, cómo actúas, qué haces y cuánto quieres, puede darte respuestas que te podrían sorprender. La amistad, la generosidad, el amor y todo aquello que llena el corazón y el alma te proporcionará siempre la satisfacción de vivir aceptando y agradeciendo lo que obtienes, te rodea y eliges.

Es cuando empiezas a entender, desde la espiritualidad, que lo básico y lo simple se observa con los ojos del alma, porque la paz se encuentra dentro de ti, al igual que la felicidad.

Decidir ser feliz puede empezar con actuaciones simples. Una de ellas: cambiar la visión de tus situaciones desde el aprendizaje y no como errores o dificultades. Como aquel día que lograste leer en la primaria y entiendes cómo fluye y funciona, y también te das cuenta que era así de fácil.

Cuando tu propósito es vivir desde un mundo lleno de probabilidades y posibilidades de avanzar, es cuando tu vida comienza a avanzar y en la medida que tu optimismo aumenta y tus pensamientos positivos crecen, empiezas a recibir todo lo bueno que es para ti. Los ángeles, al comunicarse con nosotros, siempre nos abren esa infinidad de posibilidades y nos animan a seguir, así la situación que estemos viendo sea oscura.

Cuando los ángeles se comunican con señales, personas o situaciones que llegan a tu vida y tú estas envuelto en un pensamiento negativo, no puedes observar, desde la luz, lo que debes ver y el camino que debes seguir. Por el contrario, si tu fé y pensamiento se encuentra en positivo y te encuentras abierto a recibir todo lo que el Universo tiene para ti, entenderás cada señal y guía que puedan brindarte desde tu aceptación a lo bueno que te mereces.

Debemos rcordar que somos energía que se mueve a velocidades inimaginables y que decidir moverla hace parte de una decisión de vivir el hoy agradeciendo lo que recibo y creando un infinito, donde lo que doy como persona así mismo regresara a mí.

La paciencia es una virtud que puedo cultivar. Aprender que en nuestro camino todo llega cuando debe llegar y cada cosa que vivo es un paso para sentir la felicidad. El tiempo nos acongoja, pero si cultivo la paciencia encontraré la felicidad dentro de mí, y solo cuando decida que me lo merezco por derecho al amor que hay en mí.

Un abrazo de luz… ¡La decisión es hoy!

No hay comentarios

Publicar un comentario