La calma es uno de los sentimientos más anhelados ¡Entérate con Luchi!
18781
post-template-default,single,single-post,postid-18781,single-format-standard,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,,columns-4,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive
respirar para tener calma

La calma es uno de los sentimientos más anhelados por nuestro ser

Vivir en armonía en este plano terrenal es el objetivo de muchas personas. ¿Cómo manejar el enojo, la desesperanza, la angustia y la preocupación? La calma es un sentimiento invaluable para el manejo del día a día.

Mediante el ejercicio de la respiración inhalas positivismo y nueva energía y al exhalar, te liberas de todo aquello que no te permite tener paz y tranquilidad.

Respirar en el momento en donde tenemos dificultades, nos permite pensar, dejar fluir y avanzar, sin juicios innecesarios, de aquel monstruo que aparece cuando sientes enojo, se te nubla el pensamiento y actuas de manera irracional e inconsecuente.

La respiración y la calma hacen que puedas avanzar un paso, sin juicio ni daño para tu energía. Practicarlo cada vez más, aumenta las posibilidades de no entrar en conflicto con otras personas y consigo mismo, porque te lleva a depurar todo aquello que no es para ti y a recibir la información que te construye, que te hace avanzar.

Aceptar, desde el aprendizaje, toda situación que vivo, observando y preguntando qué debo aprender para avanzar es parte del proceso espiritual.

Deténte, cierra los ojos, respira luz despacio y exhala todo aquello que no te pertenence, de esta forma estaras uniéndote a un pensamiento de calma y amor para ti y toda la humanidad.

Decreta cada día:

“Aprendo a mantener la calma, a seguir en balance en mi interior la mayor parte del tiempo. Aprendo a ser dueño de mi mismo, de mis emociones y pensamientos.
No permito que mi mente me controle, ni que mis locuras, ni pasiones dirijan mi vivir.
Y si en algún momento las circunstancias me orillan a salirme de mí mismo, reencuentro mi espacio interior, encuentro ese silencio interno, donde soy uno con el todo y el todo es uno conmigo, por mi bien y el de toda la humanidad”.

No hay comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.