Joyas con Intención - ¿Quién es Luchi Mejía? Su infancia
Una infancia bajo el cuidado de una madre amorosa y ama de casa dedicada y un padre responsable. Orgullosa de mis padres, el mejor ejemplo de vida desde el amor y corazón.
infancia
5
post-template-default,single,single-post,postid-5,single-format-standard,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,,columns-4,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

¿Quién es Luchi Mejía? Su infancia

Infancia de Luchi Mejía

 

Bajo el cuidado de una madre amorosa y dedicada ama de casa, bachiller normalista y quien había sido asesora y brigadista en el programa de enfermos de tuberculosis (con todo el amor y el trabajo desde el corazón que esto requiere) y un padre responsable con su familia, que había venido de cuidar ganado (descalzo en su niñez), ser zapatero para calzar a sus hermanos, trabajar para ayudar a su familia, estudiar contabilidad (por correspondencia), ser mensajero desde su adolescencia, y que se convirtió, paso a paso, en gerente de una empresa exportadora de café en Colombia.

Me siento orgullosa y afortunada de haber escogido padres maravillosos para esta vida y haber decidido mi aprendizaje con ellos. Me han dado el mejor ejemplo de vida desde el amor y desde el corazón.

Por el trabajo de mi padre y sus responsabilidades vivimos 6 meses en Cali, y luego llegamos a la ciudad de Ibagué donde viví mis años de infancia. Estudié mi preescolar en el jardín “PINOCHO”, con un uniforme azul y rojo que me dio la felicidad de encontrarme con amigos de mi edad y empezar mi aprendizaje; luego pase a cursar mi primaria en el colegio “NUEVO LICEO”, donde recibí de mis profesores y amigos un espacio para desarrollar no solo mi intelecto, si no de mi alma.

Tengo buenos momentos del colegio, tenía una lonchera para el recreo hecha por mi madre que me deleitaba con sus mejores preparaciones. Llego a mi vida, en este tiempo, mi hermana Ángela María, quien me enseñó a tener la dedicación y ternura para un nuevo ser en este mundo y de quien me sentía responsable por su seguridad y protección.

Después de tener y sentir esta responsabilidad de hermana mayor, llegaron a mi vida dos hermanos más a quienes admiro por su camino de vida y su profesionalismo: Carlos Arturo y Paula Andrea, igual que a mi hermana Ángela quien siempre ha sido mi compañía en muchos de mis años de vida.

No hay comentarios

Publicar un comentario

¿Quién es Luchi Mejía? Su infancia

Infancia de Luchi Mejía

 

Una infancia bajo el cuidado de una madre amorosa y dedicada ama de casa, bachiller normalista y quien había sido asesora y brigadista en el programa de enfermos de tuberculosis (con todo el amor y el trabajo desde el corazón que esto requiere) y un padre responsable con su familia, que había venido de cuidar ganado (descalzo en su niñez), ser zapatero para calzar a sus hermanos, trabajar para ayudar a su familia, estudiar contabilidad (por correspondencia), ser mensajero desde su adolescencia, y que se convirtió, paso a paso, en gerente de una empresa exportadora de café en Colombia.

Me siento orgullosa y afortunada de haber escogido padres maravillosos para esta vida y haber decidido mi aprendizaje con ellos. Me han dado el mejor ejemplo de vida desde el amor y desde el corazón.

Por el trabajo de mi padre y sus responsabilidades vivimos 6 meses en Cali, y luego llegamos a la ciudad de Ibagué donde viví mis años de infancia. Estudié mi preescolar en el jardín “PINOCHO”, con un uniforme azul y rojo que me dio la felicidad de encontrarme con amigos de mi edad y empezar mi aprendizaje; luego pase a cursar mi primaria en el colegio “NUEVO LICEO”, donde recibí de mis profesores y amigos un espacio para desarrollar no solo mi intelecto, si no de mi alma.

Tengo buenos momentos del colegio, tenía una lonchera para el recreo hecha por mi madre que me deleitaba con sus mejores preparaciones. Llego a mi vida, en este tiempo, mi hermana Ángela María, quien me enseñó a tener la dedicación y ternura para un nuevo ser en este mundo y de quien me sentía responsable por su seguridad y protección.

Después de tener y sentir esta responsabilidad de hermana mayor, llegaron a mi vida dos hermanos más a quienes admiro por su camino de vida y su profesionalismo: Carlos Arturo y Paula Andrea, igual que a mi hermana Ángela quien siempre ha sido mi compañía en muchos de mis años de vida.

No hay comentarios

Publicar un comentario