Aprendizaje de abundancia en la vida de Luchi Mejía - Joyas con intencion
38
post-template-default,single,single-post,postid-38,single-format-standard,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,,columns-4,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Aprendizaje de abundancia en la vida de Luchi Mejía

Desde antes de casarnos mi esposo había creado, con sus ideas y un aporte de dinero, crear empresa. Sin embargo, unos años después ocurrieron infinidad de dificultades, que incluían el desfalco de un familiar a la empresa, y un chantaje laboral y de amistad para entregar nuestras acciones del proyecto, en la cual teníamos nuestras esperanzas de un patrimonio para la educación de nuestros hijos y una vejez tranquila.

Los socios, que como estandarte tenían hacer empresa pisoteando y maltratando a sus empleados para conseguir dinero, sus objetivos y metas no concordaban con nuestros principios y entregamos en una negociación llena de dolor, tristeza y frustración, nuestro patrimonio.

Hoy bendigo y aprendo de la situación económica compleja que vivimos en ese momento, y agradezco cada situación que pasamos para crecer y trascender mi alma y la de mi esposo.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Aprendizaje de abundancia en la vida de Luchi Mejía

Desde antes de casarnos mi esposo había creado, con sus ideas y un aporte de dinero, crear empresa. Sin embargo, unos años después ocurrieron infinidad de dificultades, que incluían el desfalco de un familiar a la empresa, y un chantaje laboral y de amistad para entregar nuestras acciones del proyecto, en la cual teníamos nuestras esperanzas de un patrimonio para la educación de nuestros hijos y una vejez tranquila.

Los socios, que como estandarte tenían hacer empresa pisoteando y maltratando a sus empleados para conseguir dinero, sus objetivos y metas no concordaban con nuestros principios y entregamos en una negociación llena de dolor, tristeza y frustración, nuestro patrimonio.

Hoy bendigo y aprendo de la situación económica compleja que vivimos en ese momento, y agradezco cada situación que pasamos para crecer y trascender mi alma y la de mi esposo.

No hay comentarios

Publicar un comentario