Aneurisma cerebral en la vida de Luchi Mejía - Joyas con intencion
16833
post-template-default,single,single-post,postid-16833,single-format-standard,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,,columns-4,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Aneurisma cerebral en la vida de Luchi Mejía

Después de vivir las dificultades económicas se siente en el corazón, cada vez más deseos de luchar por salir adelante. Sin embargo, cuando no se tiene el conocimiento de un aprendizaje del alma, el cuerpo siente y se manifiesta… somatiza y visibiliza de manera física.

Al realizarme uno de los controles del microadenoma en la hipófisis, encontraron un diagnóstico en una arteria muy importante del cerebro. Resultado: un aneurisma de 10 mm en crecimiento con un alto riesgo de hemorragia cerebral y pérdida de habilidades motoras y sensibles de un lado del cuerpo, el cual podría llegar a ser el fin de mi carrera como odontóloga y como artesana de Bisutería. Segundo oficio que había iniciado como una distracción en mis tiempos de mamá y esposa, funciones que también estarían afectadas con este diagnóstico.

El riesgo era tan alto que el neurocirujano decidió intervenir un día después del diagnóstico, adviertiendo a mis padres y esposo que en el procedimiento podría morir, o tener consecuencias como las antes mencionadas.

No hay comentarios

Publicar un comentario